¿Qué son los Warrants? Tipos, características y cómo funcionan

Publicado: 23 diciembre 2022 por Alessia:

En esta guía descubriremos qué son los warrants y cómo funcionan.

Los warrants son un tipo de instrumento derivado que ofrece a los inversores la posibilidad de obtener exposición a un activo subyacente sin tener que comprometer grandes cantidades de capital por adelantado. Al tratarse de una herramienta muy utilizada, hemos decidido elaborar esta guía para desvelar todos los secretos de este derivado financiero. ¡Empecemos!

🎯 Activo Warrants
📌 Mercado Derivados financieros
📈 Tipos Compra – Venta
💰 Alternativas Swaps – Futuros – Opciones

¿Qué son los Warrants?

Un warrant es un tipo de instrumento financiero que otorga a su titular el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio predeterminado dentro de un plazo determinado. Los warrants suelen ser emitidos por empresas e instituciones financieras como parte de swaps u otros contratos de derivados.

Además, este derivados financiero puede utilizarse como inversión apalancada, ya que ofrecen a los inversores la posibilidad de generar rendimientos superiores a los disponibles en otros valores de riesgo similar. Como tales, los warrants suelen resultar atractivos para los operadores que buscan formas de aumentar su exposición a un activo sin tener que comprometer grandes cantidades de capital por adelantado.

¿Cómo funcionan los warrants?

Los warrants se negocian en bolsa y suelen tener una duración que oscila entre un mes y varios años. Al ejercer el warrant, el titular paga el precio de ejercicio más las primas devengadas. El precio de ejercicio está predeterminado en el momento de la emisión y representa el importe máximo que puede pagarse por el activo subyacente.

Por lo general, este derivado financiero no lleva aparejados derechos de voto y sus titulares no reciben dividendos ni otros beneficios asociados a la propiedad de los activos subyacentes

Características principales de los warrants

Los warrants tienen varias características que los convierten en inversiones atractivas. Entre ellas se incluyen

  • Apalancamiento: Los warrants ofrecen a los inversores la posibilidad de obtener una mayor exposición a un activo subyacente con un menor desembolso de capital que el que sería necesario para adquirir el valor directamente. Esto hace que este derivado financiero sea una opción popular para los operadores y especuladores que desean aprovechar las oscilaciones de los precios sin tener que invertir grandes cantidades de capital.
  • Flexibilidad: este derivado financiero puede adaptarse a las necesidades de los inversores individuales o de los operadores, pudiendo personalizarse términos como el precio de ejercicio y la fecha de vencimiento. Esta flexibilidad permite a los inversores personalizar sus estrategias para maximizar la rentabilidad o minimizar el riesgo.
  • Bajo coste: En comparación con otros tipos de valores, como las acciones y los bonos, los warrants son relativamente baratos. Esto los hace atractivos para los inversores que no dispongan del capital necesario para adquirir directamente grandes cantidades de un activo.
  • Liquidez: Los warrants suelen cotizar en bolsa, lo que facilita su compra y venta. Esto los convierte en una opción popular para los operadores que necesitan entrar o salir rápidamente de sus posiciones.

Componentes de un warrant

Hay tres componentes principales de un warrant:

  • El precio de ejercicio: este término se utiliza para describir el precio predeterminado al que el inversor puede comprar o vender el activo subyacente. Suele fijarse a un nivel superior al de los precios de mercado actuales para animar a los inversores a comprometer fondos por adelantado para obtener rendimientos potencialmente mayores.
  • Periodo de tiempo: se refiere al periodo de tiempo durante el cual el warrant sigue siendo válido y puede ser ejercido por su titular.
  • Fecha de vencimiento: es el momento en que el warrant expira, tras lo cual ya no puede ejercerse

Además, los warrants también pueden incluir condiciones adicionales, como cláusulas de rescate, que permiten al emisor recomprar el warrant en cualquier momento antes de su vencimiento. 

Tipos de warrants

Existen dos tipos de warrants: warrants de compra y warrants de venta

  • Los warrants de compra otorgan al titular el derecho a comprar un activo subyacente a un precio predeterminado. Suelen tener una rentabilidad potencial superior a la de los warrants de venta debido a su limitado riesgo a la baja.
  • Los warrants de venta otorgan al titular el derecho a vender un activo subyacente a un precio predeterminado.

Este derivado financiero también puede clasificarse como americanos o europeos, en función del momento en que pueden ejercerse. Los warrants americanos pueden ejercerse en cualquier momento antes de su vencimiento, mientras que los warrants europeos sólo pueden ejercerse en su fecha de vencimiento.

En conclusión, una última clasificación de este instrumento financiero se refiere a la distinción entre los warrants garantizados o no garantizados. Los primeros están respaldados por una garantía, normalmente en forma de efectivo u otros activos, mientras que los segundos no tienen ningún respaldo.

Alternativas a los Warrants

Aunque este derivado financiero puede ser una forma eficaz de aumentar la exposición a un mercado, no son la única opción disponible. Los inversores que busquen alternativas a los warrants pueden considerar otros instrumentos financieros como las opciones, los contratos de futuros y las apuestas por diferencias. 

He aquí las características de cada una de estas alternativas:

Warrants vs futuros

Los contratos de futuros son acuerdos financieros que obligan al comprador a adquirir un activo a un precio predeterminado en una fecha futura o antes. Los contratos de futuros difieren de los warrants en que ambas partes acuerdan comprar y vender el mismo activo para su entrega en algún momento futuro, a diferencia de conceder a una de las partes la opción de suscribir un contrato en algún momento futuro.

Warrants vs CFD

Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos derivados que permiten a los inversores especular con los movimientos de precios de un activo subyacente sin recibir la entrega física del propio activo.

Los CFD se diferencian de los warrants en que proporcionan a los operadores una mayor flexibilidad y exposición a un mercado concreto, además de permitirles beneficiarse tanto de las subidas como de las bajadas de los mercados.

Además, dado que los CFD no implican la compra real del activo subyacente, no suelen llevar asociados derechos de propiedad. Esto los hace atractivos para los operadores que buscan formas de adquirir una exposición apalancada sin tener que poseer ningún activo subyacente

Warrants vs Opciones

Las opciones proporcionan a los inversores el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo específico a un precio predeterminado dentro de un periodo de tiempo concreto. Al igual que los warrants, la compra de opciones puede proporcionar rendimientos apalancados superiores a los disponibles en otros valores de riesgo similar.

Sin embargo, a diferencia de los warrants, no existe un activo subyacente asociado a la compra de una opción, sino que se trata de un contrato entre dos partes que otorga a una de ellas el derecho a celebrar otro acuerdo en algún momento futuro

Warrants vs Swaps

Los swaps son contratos entre dos partes que acuerdan intercambiar un conjunto de flujos de caja por otro. A diferencia de los warrants, que proporcionan a los inversores el derecho a comprar un activo subyacente a un precio predeterminado dentro de un periodo de tiempo concreto, los swaps implican el intercambio de un conjunto de pagos por otro de forma periódica a lo largo de la vida del contrato.

Por ello, los swaps ofrecen a los inversores una forma alternativa de exponerse a diferentes mercados financieros sin tener que comprometer grandes cantidades de capital por adelantado.

Consejos para invertir en Warrants

A la hora de invertir en warrants, es importante entender cómo funcionan y los riesgos que conllevan. He aquí algunos consejos que le ayudarán a empezar

  • Considere el activo subyacente: Puede ser útil investigar el activo subyacente antes de comprar un warrant. Esto puede incluir la investigación de su rendimiento histórico y la comprensión de cómo los cambios en su precio podrían afectar a sus rendimientos
  • Conozca las fechas de vencimiento: este derivado financiero suele tener fechas de vencimiento cercanas, por lo que es importante que los inversores comprendan cuándo vencerán sus opciones y planifiquen en consecuencia.
  • Tenga en cuenta la volatilidad: Como cualquier otro tipo de valor, los warrants están sujetos a la volatilidad del mercado. Los inversores deben considerar detenidamente la volatilidad del activo subyacente antes de invertir en un warrant
  • Diversificación: La diversificación es clave a la hora de invertir en este derivado financiero. Invertir en una variedad de warrants, cada uno con diferentes vencimientos y precios de ejercicio, puede ayudar a distribuir el riesgo entre múltiples inversiones.

Al comprender las características y los componentes de los warrants, los inversores estarán mejor equipados para tomar decisiones informadas y maximizar sus beneficios. Con una investigación cuidadosa y una comprensión de cómo funciona este derivado financiero, los inversores pueden aprovechar su capital para obtener las máximas ganancias

Invertir en Warrants: Tutorial

Notas finales

Los warrants son un tipo de derivado financiero que otorga a su titular el derecho a comprar o vender un activo subyacente a un precio predeterminado en un periodo de tiempo concreto.

Este instrumento ofrece a los inversores y operadores la oportunidad de obtener una exposición apalancada a un activo sin tener que comprometer grandes cantidades de capital por adelantado.

Hemos visto varias alternativas a la inversión en warrants, incluidos los CFD. Se trata de instrumentos regulados, perfectos para invertir a corto plazo. Aquí te indicamos dónde intercambiarlos con seguridad:

Plataforma: capex
Depósito min.: 100€
Licencia: Cysec
España: ✅ Latinoamérica: ✅
  • Plataforma MT5
  • Cero costes de comisiones
  • ➥ Empieza
    1star 1star 1star 1star 1star

    Lee también:

    FAQ

    ¿Qué es un warrant?

    Un warrant es un tipo de instrumento financiero que otorga a su tenedor el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio predeterminado dentro de un plazo determinado. Los warrants pueden proporcionar a los inversores rendimientos apalancados adicionales con respecto a otros valores de riesgo similar.

    ¿Qué tipos de warrants existen?

    Existen dos tipos principales de warrants: warrants de compra y warrants de venta. Los primeros dan a sus titulares el derecho a comprar un activo subyacente a un precio predeterminado, mientras que los segundos dan a sus titulares el derecho a vender un activo subyacente a un precio predeterminado.

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 0 Promedio: 0)

    Deja un comentario