Swaps: Qué son y cómo funcionan?

Publicado: 23 diciembre 2022 por Alessia:

En esta guía descubriremos qué son los swaps y cómo funcionan.

Los swaps son un tipo de instrumento financiero que permite a dos partes intercambiar el rendimiento de un determinado activo o valor durante un periodo de tiempo determinado. Este instrumento financiero puede utilizarse con fines de cobertura, para gestionar el riesgo y maximizar la rentabilidad, y con fines especulativos.

En esta guía exploraremos este instrumento financiero con más detalle, incluidas sus características principales y su funcionamiento. También le daremos consejos para invertir en swaps.

🎯 Activo Swaps
📌 Mercado Derivados financieros
📈 Tipos Interés – Dividas – Acciones 
💰 Alternativas Warrants – Futuros – Opciones

¿Qué son los Swaps?

Los swaps son instrumentos financieros que implican que dos partes lleguen a un acuerdo para intercambiar un conjunto de flujos de caja por otro. En concreto, este instrumento financiero permite que dos partes intercambien el rendimiento de un determinado activo o valor durante un periodo fijo de tiempo. Esto se hace para conseguir una tasa de rendimiento más atractiva que la que se obtendría en el mercado.

Características clave de los Swaps

Características clave de los swaps incluyen los siguientes:

  • Los swaps implican que dos partes llegan a un acuerdo para intercambiar un conjunto de flujos de caja por otro
  • Los pagos pueden realizarse periódicamente hasta que el swap finaliza y todas las cantidades restantes adeudadas se liquidan en su totalidad
  • Tanto los inversores como las empresas utilizan este instrumento financiero como herramienta para gestionar el riesgo y maximizar los resultados. También pueden utilizarse con fines especulativos
  • Las principales características de este instrumento financiero es el intercambio de un tipo de interés fijo o variable con otra parte, la protección frente a las variaciones de los tipos de interés, el valor de las divisas y otros factores del mercado que pueden afectar a los rendimientos de la inversión, y la cobertura de la exposición al riesgo

¿Cómo funcionan los Swaps?

Los swaps suelen ser acuerdos bilaterales entre dos partes en los que cada una acuerda intercambiar una corriente de flujos de caja por otra. Generalmente, este instrumento financiero implican el intercambio de un tipo de interés fijo o variable con otra parte durante un periodo de tiempo determinado.

En la mayoría de los casos, los swaps comienzan con un pago inicial de una parte a la otra. A continuación, los pagos continúan periódicamente hasta que el swap finaliza y todos los importes restantes adeudados se liquidan en su totalidad. Esto hace que este instrumento financiero sea diferente de otros productos derivados, como las opciones o los contratos de futuros, en los que puede no exigirse un pago inicial para suscribir el acuerdo.

El objetivo principal de los swaps es protegerse contra las variaciones de los tipos de interés, el valor de las divisas y otros factores de mercado que pueden afectar a la rentabilidad sobre inversiones. En concreto, este instrumento financiero permite a dos partes intercambiar el rendimiento de un determinado activo o valor durante un periodo de tiempo fijo. Esto proporciona un nivel adicional de protección, ya que permite a ambas partes cubrir su exposición al riesgo y minimizar las posibles pérdidas.

Tanto los inversores como las empresas utilizan los swaps como herramienta para gestionar el riesgo y maximizar el resultado de las operaciones. También pueden utilizarse con fines especulativos, permitiendo a los operadores aprovechar las posibles fluctuaciones de los precios para obtener beneficios

Tipos de Swaps

Existen distintos tipos de swaps. Entre los más habituales se encuentran. 

  • Swaps de tipos de interés: en los que dos partes acuerdan intercambiar un tipo de interés fijo por un tipo de interés variable
  • Swaps de divisas: en los que dos partes acuerdan intercambiar el rendimiento de una divisa por otra
  • Swaps de materias primas: acuerdo entre dos partes para intercambiar el rendimiento de una materia prima o un activo físico, como el petróleo
  • Swaps de acciones: acuerdos entre partes que intercambian el rendimiento de una acción o índice bursátil como pagos

Consejos para invertir en Swaps

Estos son algunos consejos para invertir en swaps:

  • Comprender los distintos tipos de swaps y sus riesgos asociados
  • Investigar los efectos de las variaciones de los tipos de interés, las fluctuaciones monetarias y otros factores del mercado que pueden afectar a la rentabilidad de este instrumento financiero
  • Asegúrese de que conoce bien las implicaciones fiscales de los swaps, ya que pueden variar de un país a otro
  • Supervise periódicamente su cartera de swaps para asegurarse de que no asume más riesgos de los necesarios
  • Considere la posibilidad de hablar con un asesor financiero experimentado si no está seguro de invertir en swaps
Swaps

Alternativas a los Swaps

Hay varias alternativas a los swaps disponibles para las partes que buscan un cambio en los términos de sus flujos de caja. Entre ellas están las opciones, los contratos de futuros, los warrants y los CFDs.

Veamos las características de cada una de estas alternativas:

Futuros

Los futuros son acuerdos entre dos partes para comprar o vender un activo subyacente a un precio y fecha predeterminados. Los futuros ofrecen mayor flexibilidad que los swaps, ya que pueden liquidarse antes de la fecha de vencimiento si así lo desea cualquiera de las partes. Esto los hace atractivos para los inversores que desean un mayor control sobre sus decisiones de inversión.

Además, los futuros tienen menores costes de transacción que los swaps, lo que puede convertirlos en una opción más rentable.

Warrants

Los warrants son contratos que otorgan al tenedor el derecho a comprar o vender un activo subyacente a un precio predeterminado en una fecha determinada o antes. Los warrants tienen fechas de vencimiento más largas que los swaps, lo que da a sus titulares una mayor flexibilidad en sus inversiones.

Además, los warrants pueden ser menos arriesgados que los swaps, ya que no están expuestos al mismo nivel de riesgo de contraparte. Esto los hace atractivos para los inversores que prefieren menores riesgos y un mayor control sobre sus decisiones de inversión

Opciones

Las opciones son contratos entre dos partes que otorgan al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un determinado activo a un precio predeterminado en una fecha determinada o antes.

Las opciones se diferencian de los swaps en que no implican un intercambio de flujos de caja, sino que sólo otorgan al tenedor de la opción el derecho a comprar o vender un activo.

CFDs

Los contratos por diferencia (CFD) son acuerdos entre dos partes para intercambiar la diferencia de valor de un activo subyacente en el momento de suscribir el acuerdo y a su vencimiento.

Los CFD ofrecen mayor flexibilidad que los swaps, ya que permiten a los inversores tomar posiciones largas o cortas en diversos mercados. También tienen bajos costes de transacción y pueden utilizarse para cubrir posiciones bursátiles existentes. Además, la negociación de CFD permite a los operadores apalancar sus inversiones y multiplicar los resultados. 

Invertir en Swap: Tutorial

Notas finales

En conclusión, los swaps son instrumentos financieros que permiten a dos partes llegar a un acuerdo para intercambiar un conjunto de flujos de caja por otro. Este instrumento financiero se utiliza para gestionar el riesgo, maximizar los resultados y aprovechar las posibles fluctuaciones de los precios en el mercado.

En nuestro análisis, evaluamos los CFD como una excelente alternativa a la inversión en swaps: son instrumentos regulados que constituyen la solución perfecta para la venta en corto. Aquí es donde pueden probarse con dinero virtual:

Plataforma: capex
Depósito min.: 100€
Licencia: Cysec
España: ✅ Latinoamérica: ✅
  • Plataforma MT5
  • Cero costes de comisiones
  • ➥ Empieza
    1star 1star 1star 1star 1star

    Lee también:

    FAQ

    ¿Qué es un swap?

    Un swap es un acuerdo entre dos partes para intercambiar un conjunto de flujos de caja por otro. Este instrumento financiero se utiliza para obtener tasas de rendimiento más atractivas que las que se obtendrían en el mercado.

    ¿Qué tipos de swaps existen?

    Existen varios tipos de swaps a disposición de los inversores, como los de tipos de interés, divisas, materias primas y acciones. Cada tipo de swap tiene sus propias características y ventajas para quienes participan en la operación.

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 0 Promedio: 0)

    Deja un comentario