¿Qué son los futuros y cómo funcionan?

Publicado: 23 diciembre 2022 por Alessia:

En esta guía descubriremos qué son los futuros y cómo funcionan.

Se trata de contratos financieros que permiten a dos partes acordar la compra o venta de un activo específico a un precio y en un momento predeterminados en el futuro.  

En esta guía entraremos en detalle sobre qué son los futuros, cómo funcionan y algunas alternativas.

🎯 Activo Futuros
📌 Mercado Derivados financieros
📈 Inversión mínima $500
💰 Alternativas ETFs – Opciones – Swaps

¿Qué son los futuros?

Los futuros son contratos que permiten a dos partes llegar a un acuerdo para la compra o venta de un activo concreto a un precio predeterminado y en un momento determinado del futuro. Este instrumento financiero puede cubrir cualquier tipo de activo, desde acciones y materias primas hasta divisas e índices. Las empresas los utilizan como instrumentos de cobertura para protegerse de las fluctuaciones imprevistas del mercado.

¿Cómo funcionan los futuros?

En un contrato de compraventa, un comprador y un vendedor llegan a un acuerdo para comprar o vender un activo específico a un precio predeterminado en el futuro. Las partes implicadas en el contrato acuerdan el activo, la cantidad y la fecha de vencimiento de la operación antes de ejecutarla.

El mercado de futuros permite a los operadores especular con los precios de activos y materias primas cerrando los contratos antes de que lleguen a su fecha de vencimiento. Esto significa que los operadores pueden beneficiarse de los movimientos del mercado independientemente de la dirección en la que se muevan los precios

¿Cuáles son los pros y contras de los futuros de bolsa?

Los futuros pueden ofrecer a los operadores una excelente forma de cubrirse y especular con los movimientos del mercado sin tener que comprometer grandes cantidades de capital. Sin embargo, los operadores deben conocer los riesgos asociados a estos productos antes de tomar posiciones.

Vamos a a ver, por lo tanto, los pros y los contras de invertir en este instrumento financiero.

Una de las principales ventajas de este instrumento financiero sobre acciones es que permiten a los operadores especular con los movimientos del mercado sin tener que comprar el activo subyacente. Esto significa que los operadores pueden beneficiarse tanto de las subidas como de las bajadas de los mercados sin asumir ningún riesgo adicional. Además, los futuros sobre acciones son muy líquidos, por lo que resultan ideales para estrategias de negociación a corto plazo

Por otra parte, los contratos de futuros sobre acciones requieren un alto grado de capital debido a su naturaleza apalancada. Por ello, los operadores deben ser conscientes de los riesgos potenciales asociados a estos productos antes de entrar en ellos. Además, dado que este derivado suele negociarse en grandes cantidades, es importante conocer bien cómo funciona el producto y los factores que afectan a su precio antes de participar en los mercados

Estos son sólo algunos de los aspectos básicos del comercio de este instrumento financiero y algunas de las ventajas y desventajas que conlleva. Hay muchos otros aspectos a tener en cuenta a la hora de decidir si invertir en futuros es o no adecuado para usted.

Futuros

Alternativa a los futuros de bolsa

Las alternativas a este derivados financiero son productos que ofrecen capacidades de cobertura similares a las de este instrumento financiero, pero sin necesidad de un contrato. Entre ellos se encuentran las opciones, los swaps, los ETFs y los CFDs.

Los futuros y sus alternativas ofrecen a los inversores una forma de fijar precios para transacciones futuras y protegerse contra los movimientos de los mercados. Son una parte importante de la cartera de cualquier inversor y pueden utilizarse para gestionar el riesgo con eficacia.

Veamos en detalle las características de cada alternativa:

Futuros vs Opciones

Las opciones y los futuros tienen varias similitudes, como el hecho de que ambos son derivados utilizados para cubrirse frente al riesgo de mercado. Sin embargo, también existen varias diferencias cruciales entre ellos

Las opciones dan al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo a un precio predeterminado, mientras que los contratos de futuros obligan a las partes a cumplir sus obligaciones al vencimiento. Además, las opciones suelen costar menos que los futuros porque no exigen márgenes ni liquidaciones diarias a precios de mercado, como los futuros.

Por último, las opciones conllevan un riesgo a la baja más limitado que los futuros, ya que los compradores sólo pagan la prima de la opción por adelantado, en lugar de tener que comprometerse por completo con el tamaño de su posición.

Futuros vs Swaps

Tanto los swaps como los futuros son derivados y tienen características similares, pero también existen diferencias importantes entre ellos. Ambos permiten a compradores y vendedores acordar una transacción futura a un precio predeterminado.

Sin embargo, los swaps implican transacciones múltiples entre dos partes, mientras que los futuros se negocian en una bolsa. Los swaps suelen ser operaciones extrabursátiles, lo que significa que las transacciones se realizan directamente entre las dos partes y no a través de un tercero o de una bolsa.

Los futuros también requieren cuentas de margen que pueden utilizarse para cubrir posibles pérdidas si el mercado se mueve en contra de la posición mantenida por el comprador o el vendedor.

Futuros vs ETFs

Tanto los ETF (Exchange Traded Funds) como los futuros son instrumentos de cobertura muy populares. La principal diferencia radica en la estructura de sus activos subyacentes. Los ETF son paquetes de acciones, bonos u otros valores que siguen un índice o sector, mientras que los futuros se centran más en materias primas o divisas específicas.

Además, los ETF suelen ser menos volátiles que los futuros debido a la diversificación de su cartera de activos subyacentes. Además, como los ETF cotizan en bolsa, pueden negociarse durante todo el día, mientras que los futuros sólo pueden negociarse a determinadas horas.

Futuros vs CFDs

Los CFD (Contratos por Diferencia) y los futuros son dos instrumentos financieros utilizados para especular con los movimientos de precios de un activo. Mientras que los futuros son un compromiso de compra o venta de un activo a un precio fijo en el futuro, los CFD representan un acuerdo entre dos partes para intercambiar la diferencia de valor de un valor subyacente en el momento de la transacción y cuando se cierra.

Ademàs, la principal diferencia entre los futuros y los CFD es que los primeros requieren pagos por adelantado, mientras que los segundos no.

La otra característica importante que distingue a los futuros de los CFD es la naturaleza de sus mercados; mientras que en la mayoría de las bolsas, los futuros se negocian en mercados centralizados, con precios determinados por la oferta y la demanda. Por el contrario, las operaciones con CFD suelen procesarse en mercados extrabursátiles (OTC), por lo que no requieren una cámara de compensación o una bolsa para ejecutarse

Consejos invertir en Futuros de bolsa

He aquí algunos consejos para invertir en futuros:

  1. Comprender el riesgo: Es importante comprender los riesgos asociados a la inversión en este instrumento financiero antes de empezar a operar. Asegúrate de investigar y consultar con un asesor financiero o profesional qué tipo de futuros son los mejores para tu cartera
  2. Invierta con prudencia: Antes de invertir, lo mejor es investigar a fondo sobre el activo que desea negociar para poder tomar decisiones informadas sobre qué tipo de contrato será beneficioso para su cartera
  3. Diversifique las inversiones: Diversificar sus inversiones incluyendo diferentes tipos de contratos o diferentes mercados puede ayudar a reducir el riesgo de pérdidas y aumentar las ganancias potenciales en la inversión en este derivado financiero. 
  4. Vigile las tendencias del mercado: Los precios de los futuros cambian rápidamente, por lo que vigilar cualquier cambio en el mercado para ayudarle a controlar sus inversiones
  5. Sea disciplinado: Operar con este instrumento financiero puede ser una forma estupenda de ganar dinero, pero es importante mantener la disciplina y ceñirse a su plan de trading. No deje que las emociones o los impulsos le nublen el juicio a la hora de tomar decisiones

Si sigues estos consejos y te mantienes informado sobre el mercado, podrás invertir mejor en futuros y maximizar los resultados de tus inversiones.

Futuros de Bolsa: Tutorial

Notas finales

Los futuros son una inversión muy popular entre los operadores debido a las diversas ventajas que presentan.

Además de analizar este instrumento financiero, también hemos elecanto algunas alternativas a la inversión en este instrumento financiero. Entre las diferentes propuestas, la más popular es la inversión a través de CFDs, un instrumento regulado y autorizado que permite proceder a la inversión con facilidad. Este modo de inversión es posible con la mayoría de los corredores en línea, incluido Capex.

En Capex, puede invertir en este instrumento financiero y en muchos otros activos mediante CFD. Aquí está el enlace para acceder a Capex y empezar a invertir en este derivado:

Plataforma: capex
Depósito min.: 100€
Licencia: Cysec
España: ✅ Latinoamérica: ✅
  • Plataforma MT5
  • Cero costes de comisiones
  • ➥ Empieza
    1star 1star 1star 1star 1star

    Lee también:

    FAQ

    ¿Qué son los futuros y cómo funcionan?

    Los futuros son contratos financieros derivados que obligan a dos partes a comprar o vender un activo a un precio predeterminado en una fecha concreta del futuro. Las empresas los utilizan como instrumentos de cobertura para protegerse de las fluctuaciones imprevistas del mercado, y los inversores para especular con los precios de los activos subyacentes.

    ¿Por que invertir en futuros?

    Invertir en futuros tiene muchas ventajas, como la posibilidad de diversificar su cartera y protegerse de las fluctuaciones del mercado. Invertir en este instrumento financiero le permite exponerse a la evolución de los precios sin tener que poseer el activo subyacente. Esto significa que puede beneficiarse de la subida de precios sin tener que asumir el riesgo de comprar o poseer el activo en sí.

    ¡Haz clic para puntuar esta entrada!
    (Votos: 0 Promedio: 0)

    Deja un comentario